PRP mejor que corticoide en Tendinopatía Glútea Crónica

La tendinopatía del glúteo medio o menor es una de las principales causas de dolor en la cara posterolateral de la cadera.

La causa de esta tendinopatía es desconocida, la historia clínica sugiere una progresión degenerativa de la enfermedad, un ciclo de microtrauma y cicatrización inadecuada que conduce a la tendinosis por un posible fallo estructural del tendón.

En los casos iniciales, la tendinopatía de uno o ambos músculos glúteos puede presentarse con bursitis asociada. Otros casos más graves muestran rotura parcial longitudinal o en la inserción tendinosa y los casos más avanzados, un desgarro completo con retracción del tendón y cambios atróficos grasos del vientre muscular, que pueden verse claramente en las imágenes de la resonancia magnética.

Tendinopatía del glúteo medio o del menor

Se describen cuatro grados de tendinopatía:

En el grado 1, el patrón de fibra de colágeno se vuelve cada vez más ondulado. Aunque los cambios celulares y vasculares son mínimos, hay un aumento en la proporción de colágeno tipo 3.

En el grado 2, hay tendinosis e hiperplasia angiofibroblástica, con mayor desorganización y fragmentación de las fibras de colágeno, hiperplasia celular, redondeo de tenocitos e hiperplasia neovascular.

En el grado 3, la muerte celular programada conduce al agotamiento de las células funcionales del tendón y la descomposición del colágeno y la matriz extracelular.

Finalmente, el grado 4 se presenta con una interrupción estructural grave y fallo funcional.

Este estudio es un ensayo clínico controlado aleatorizado a doble ciego que evaluó la efectividad de una única inyección de PRP en comparación con una única infltración de esteroide en el tratamiento de la tendinopatía glútea crónica (síntomas clínicos más de 15 meses), en 80 pacientes, ambos bajo control ecográfico.

La puntuación media en la escala modificada de cadera de Harris (mHHS) mejoró significativamente a las 12 semanas en el grupo PRP (74.05; SD, 13.92) en comparación con el grupo esteroideo (67.13; SD, 16.04; P = .048)

Los resultados a la 24ª semana demostraron además que el efecto medio del esteroide (65.72; SD, 15.28) había disminuido, como se ha visto en otros estudios anteriores, y que el grupo PRP tuvo una mejora continuada en el tiempo (77.60; SD, 1.88; P = .0003). Este efecto también se mantuvo a los 12 meses (78.18; SD, 14.53) y a los 2 años (82.59; SD, 9.71)

El PRP tiene un inicio de acción lento y, a los 3-6 meses se puede ver su mayor efectividad, con una mejora adicional entre el año y 2 años, que representa las contínuas adaptaciones celulares y estructurales que se producen en el tendón durante todo el proceso.

Tendinosis del glúteo medio

Infiltración ecoguiada

La fortaleza de este estudio es el gran período de seguimiento de los pacientes (2 años), que permite ver el efecto positivo tan duradero del PRP. Es interesante reflexionar que el grupo PRP tenía el doble de pacientes con tendinopatía de grado 3 que el grupo esteroideo, lo que podría haber conducido a una tasa de respuesta peor, que no lo haya hecho implica que, al menos hasta la tendinopatía de grado 3 puede tratarse con bastante éxito con PRP.

Como conclusión y resumen, decir que entre los pacientes con tendinopatía glútea crónica, una única inyección intratendinosa ecoguiada de PRP produce una mejoría mayor en el dolor y la función que una sola de corticoide, y que estos resultados siguen mejorando hasta los 2 años post-tratamiento.

#regenerae #drluiscarrasco #prp #plasmaricoenplaquetas #factoresdecrecimientoderivadosdeplaquetas #concentradofactorescrecimiento #tendinopatiaglutea #bursoentesopatiaglutea #lesiondeportiva #prpvscorticoide

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30840831?dopt=Abstract

error